logo uta jaqi
Los Ruphay retornan a Bolivia después de 20 años

MÚSICA | El concierto del conjunto boliviano deleitó al público que asistió al teatro del centro Simón I. Patiño.


Los Ruphay evocan al altiplano boliviano con su ritmo autóctono

Una gigantesca whipala en el fondo del escenario y un aire tibio con sabor a altiplano acompañaron al grupo Ruphay en el concierto del teatro al aire libre del Centro Patiño, el primero de la larga temporada de recitales que tienen por delante los músicos bolivianos.

Con trajes típicos del altiplano paceño: ponchos de colores, sombreros y pantalones blancos y ojotas, una veintena de músicos ingresaron al escenario con toda la música fluyendo de sus quenas, zampoñas, tarkas y otros instrumentos, dando inicio al recital.

Con toda la fuerza del ritmo autóctono del altiplano boliviano, los Ruphay y el grupo paceño Llajtamayu interpretaron la pieza "Sikuris de Italaque".

Si bien quedaron varios asientos vacíos, la asistencia del público al recital fue considerable y acompañó permanentemente a los músicos con aplausos.

La pieza central del concierto era "Kimsa Pachanaka", la última composición del director y fundador de Ruphay, Mario Gutiérrez (fallecido hace 10 años y en cuyo homenaje se realiza esta gira de conciertos). Se trata de una suite en tres movimientos.

Fue el cuarteto de fundadores de Ruphay y el guitarrista Willy Claure, nuevo integrante del grupo, los que interpretaron Kimsa Pachanaka, y demostraron con ello su maestría, producto de los más de 30 años de experiencia musical que llevan.

Kimsa Pachanaka hace referencia a las tres estaciones del mundo andino. El primer movimiento, "Lupi pacha", habla del sol, de la tierra que florece y los habitantes que despiertan.

Con zampoñas, quenas, bombos, un charango y una guitarra, los cinco músicos evocaron la presencia de Gutiérrez destilando melodías de vanguardia, con ecos profundamente aymaras.

El charango de Basilio Guarachi y la guitarra de Willy Claure en perfecta sincronización acompañaban a las quenas, los bombos y zampoñas que en conjunto producían una dulce y al mismo tiempo inquietante melodía.

Los otros dos movimientos evocaban al trabajo agrícola del hombre (Jallu pacha) y al tiempo del frío y el descanso de la tierra (Thaya pacha).

Cada uno de los músicos demostraron su maestría en los solos instrumentales que ejecutaron en varias ocasiones.

La segunda parte del recital mantuvo la misma expectativa del público y los músicos reforzaron y consolidaron su gran calidad interpretativa.


LA OBRA DE GUTIERREZ

Al principio del otoño de 1994 desaparecía Mario Gutiérrez, una de las figuras más emblemáticas de la música tradicional boliviana. Esta prematura partida dejó truncada una obra de arte que se caracteriza por dejar brotar del alma de los originarios andinos un grito de rebelión.

Las composiciones que dejó Gutiérrez destilan la denuncia de una injusticia secular con respecto a la cultura y al pueblo andino.

Con la creación del quinteto Ruphay (calor del sol en quechua) Gutiérrez creó a fines de los años 60, el concepto de "grupo reducido" capaz de producir sonidos usando un abanico de instrumentos autóctonos, que bajo su dirección reivindica el derecho de existir de una música e instrumentos condenados al olvido y marginalidad secular en Bolivia.

El 1973 Gutiérrez y sus compañeros toman el camino hacia Europa. Fuera de su misión de cambio rompe con los estereotipos a los cuales el viejo continente se había acostumbrado. El compositor alimenta su creatividad con nuevas melodías dictadas por la tradición de su altiplano natal. (Marco Antonio Quiroz).

-----------------------------------------------------------------

Los Ruphay: un verdadero símbolo de la música aymara "boliviana"

Dos décadas después, los Ruphay retornaron ayer por la noche al escenario del Teatro Municipal de La Paz para presentar una obra hasta ahora desconocida del desaparecido Mario Gutiérrez, Las tres estaciones.

La agrupación salió del país en 1972 y desde entonces retornó al país de forma esporádica. Su última presentación en Bolivia fue en 1984. Luego, Gutiérrez se quedó a residir en Bélgica, donde falleció en 1994.

Inspirado en las Cuatro estaciones, de Vivaldi, Gutiérrez intentó mostrar al mundo que en la región andina sólo existen tres estaciones: el invierno, el otoño y la primavera.

La obra fue escrita y grabada con guitarra, chelo y quena, con la participación del propio Gutiérrez y de dos músicos de nacionalidad belga.

Aparte de un registro magnetofónico familiar, este trabajo no ha sido conocido hasta ahora en Bolivia. Los viejos Ruphay —Basilio Huarachi, Raúl Chacón, Goyo Céspedes, Ramiro Calderón y Willy Claure, junto al fundador Agustín “Cacho” Mendieta— decidieron adaptar la obra a los instrumentos nativos y traerla al país para su presentación pública.

Ruphay ha sentido el deceso de su director, Mario Gutiérrez, pues era él quien componía la mayoría de las canciones que interpreta este grupo musical.

“Cacho” Mendieta, hoy un conocido humorista, explicó que el grupo pretende convertirse en una Fundación que incentive la interpretación musical de instrumentos nativos y que ayude a crear “nuevos Marios Gutiérrez”.

Los Ruphay se presentaron ayer por la noche en el Teatro Municipal y lo harán hoy miércoles en el Hotel Torino. Tienen actuaciones previstas en la ciudad de El Alto, al igual que en la ciudad de Oruro.

Varios de los integrantes de la agrupación musical residen todavía en Europa, desde donde pretenden aportar a la difusión de la música nacional.


GIRA DE CONCIERTOS

Luego del concierto de hoy, la gira de Ruphay continuará por la ciudad de Oruro los días 7 y 8 en el Teatro Municipal de Cultura. El 9 y 10 en La Paz, en el teatro Municipal y Tambo Quirkincha.

El 11 y 12 de noviembre en la ciudad de El Alto en el teatro Raúl Salmón; el 14 en Uncía en el coliseo Max Fernández. El 16 en Llallagua, en el teatro 31 de Octubre.

El 18 de noviembre Ruphay se presenta en el coliseo Max Fernández de Uyuni y ya en la recta final el 19 el concierto será en el teatro Municipal 3 de Febrero de la ciudad de Sucre para terminar la gira el 20 de noviembre en el teatro IV Centenario de Potosí.

Volver Indice de noticias 2004 Archivo de Noticias(por años) Página principal Aymara Uta