[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

[aymara] PORTADA DE THE CLINIC ES UNA OFENSA PARA EL PUEBLO AYMARA



Estimados hermanos Aymaras solicitamos el apoyo expresando su repudio.

CONVOCATORIA Y COMUNICADO DE PRENSA.
"PORTADA DE THE CLINIC ES UNA OFENSA PARA EL PUEBLO AYMARA"
?	Organizaciones aymara de Santiago presentarán recurso de 
protección contra la publicación quincenal por "la ofensa impune de 
nuestras deidades ancestrales"

Mañana viernes 19 de agosto de 2005, a las 11:00 horas, en la Corte 
de Apelaciones de Santiago, ubicada en COMPAÑIA Nº 1140, primer piso, 
organizaciones aymara presentarán un recurso de protección en contra 
del Diario The Clinic, por la violación de la garantía constitucional 
del derecho al honor de los aymara de la Región Metropolitana. 
Para Eliseo Huanca, Consejero Metropolitano del Consejo Nacional 
Aymara, "la portada contiene un grave insulto a nuestra Pachamama. 
Con ella no se juega. No tenemos motivación política alguna al 
presentar este recurso. Sólo nos interesa limpiar el nombre de la 
Pachamama"
Para Huanca, The Clinic "ha rebasado todo límite. Han demostrado la 
discriminación y el racismo que aún existe en nuestra sociedad. En el 
Sur Luchsinger insulta a los mapuche. En Santiago, The Clinic nos 
insulta a nosotros, los aymara, y en lo más sagrado de nuestra 
cosmovisión"
El Consejero señaló que "La Pachamama está en el centro de la 
religión andina. A ella van dirigidos numerosos rituales. Ella es 
fuente de vida. En la Portada de The Clinic hay un "indio pícaro", y 
un insulto directo a la Pachamama. No vamos a tolerar esta afrenta".
"Nuestra cultura está viva, pero todos saben que somos sujetos 
vulnerables, que hemos sufrido la usurpación de nuestras tierras y 
aguas por la expansión de los estados y poderes empresariales que 
ahora llegan a nuestro territorio. Por todos estos abusos pasados y 
presentes, los pueblos indígenas gozamos de una protección especial 
que es superior a la del ciudadano común".

 
Huanca argumenta "Por sobre la pobreza y la exclusión, ahora The 
Clinic ofende a nuestras deidades, provocando un profundo perjuicio a 
la integridad moral y cultural del pueblo aymara. Esto no es un 
ataque contra la libertad de expresión, pues no pedimos censura 
previa, ni nada por el estilo. Pedimos rectificación y disculpas 
públicas a las organizaciones demandantes"
El Consejero aymara concluyó: "La sofisticación, el supuesto 
progresismo de The Clinic, su vocación por la defensa de la libertad, 
no puede convertirse en licencia para la denigración de nuestra 
cultura, creando un nuevo insulto utilizando el nombre de nuestras 
deidades." 

Acompañamos recurso de Proteccion  Presentado Viernes 19 del Presente 
2005

EN LO PRINCIPAL  : ACCION CONSTITUCIONAL DE PROTECCIÓN
PRIMER OTROSÍ    : ACOMPAÑA DOCUMENTOS
SEGUNDO OTROSÍ: SOLICITA OFICIO



I.	CORTE.-


		Eliseo Huanca Yucra, técnico electricista, Presidente 
de la Corporación Jach'a Marka Aru; Luis Ojeda Taucare,  técnico en 
computación, Director de la Asociación Inti Marka; Ariel León Bacián, 
asesor parlamentario; Ramón Ibáñez Quispe, técnico en computación, 
Vicepresidente de la la Corporación Jach'a Marka Aru, y Luis Acosta, 
artesano


, todos domiciliados , comuna de Santiago, a SSI. respetuosamente 
decimos:
		Que dentro de plazo establecido en el autoacordado de 
la Excma. Corte Suprema sobre tramitación de Recurso de Protección, 
interponemos ACCIÓN CONSTITUCIONAL DE PROTECCIÓN en contra de 
Patricio Fernandez Ch. Director de quincenal The Clinic; Pablo 
Dittborn, Gerente General de The Clinic; Juan Andrés Guzmán y Pablo 
Vergara, Editores de The Clinic; Pablo Araujo, Editor Humorístico de 
The Clinic; y Felipe Raveau y Alen Lauzán, Directores de arte y 
diseño de The Clinic, todos domiciliados en Santo Domingo 550, piso 
4º, Santiago de Chile; por la privación y perturbación de derecho 
constitucional al honor de los recurrentes ya individualizados. 
	Que, estas vulneraciones son atribuibles a la acción de los 
recurridos en virtud de los antecedentes de hecho y de derecho que a 
continuación exponemos. 


I.-	 LOS HECHOS
El día 04 de agosto de 2005, apareció en kioskos de Santiago la 
edición Nº 158 de la publicación quincenal "The Clinic- Firme junto 
al pueblo". En su titular, aparece un candidato presidencial 
disfrazado de aymara, en una ceremonia de challa. Justo al lado 
derecho de esa imágena aparece yuxtapuesta una imagen de un "indio 
pícaro", figura relacionada con la cultura mapuche que destaca por la 
sopresiva aparición de un falo de madera cuando es levantada (en ese 
estado se encuentra en la portada del mencionado quincenal), con el 
ss. título: "¡PACHAMÁMAMELA!".
A nuestro juicio este hecho constituye un verdadero insulto a los 
recurrentes, todos aymara, tal como se manifiesta por sus apellidos, 
incuestionablemente de ese origen, por las razones que a continuación 
exponemos. 



II.-	EL DERECHO
	
1.-	Introducción
a)	Pueblo aymara:
El pueblo aymara es definido como un pueblo amerindio cuyo origen 
está en la meseta del Lago Titicaca desde tiempos precolombinos, 
repartiéndose su población entre los territorios de Bolivia, Perú, 
Argentina y Chile. (También qulla o colla). Tanto con la Conquista 
española, como con la fundación de los Estados Nacionales (entre 
ellos Chile), el pueblo aymara ha sufrido la expoliación, la 
usurpación y el despojo, lo que lo tiene sometido a un estado de 
pobreza estructural y negación de sus derechos más fundamentales.
Cifras actuales sostienen que el 80% de los 6 millones de Aymara 
(repartidos entre Chile, Bolivia, Perú y Argentina) estén viviendo en 
las ciudades desempeñando actividades económicas informales y 
periféricas. El 20% restante vivirían en el medio rural laborando en 
la pequeña agricultura y pastoreo en las peores condiciones de 
miseria. Como los castellano hablantes de las urbes son intolerantes 
con las lenguas nativas, un Aymara es forzado a aprender el español y 
consecuentemente ocultar su idioma materno hasta a sus propios hijos 
que por lo general solo hablan español. Esto resulta en la alta tasa 
de decrecimiento de los aymara hablantes que amenaza con la extinción 
del aymara como lengua viva. 
	El pueblo Aymara habita en dos zonas del norte de Chile, 
concentrándose principalmente en la Región de Tarapacá y, en menor 
proporción, en la Región de Atacama. Tal como resulta de las cifras 
del Censo 2002: "De los 15.116.135 chilenos, 692.192 se reconocen 
como indígenas. Mapuche, aymaras, atacameños, coya, rapanui, quechua, 
yamana y alacalufe fueron las etnias identificadas. Los primeros 
corresponden al 87,3% de la población total indígena, le siguen la 
aymara con un 7% y la atacameña con un 3%. Las etnias restantes suman 
un 2,7%" (Cuadro resumen del Censo 2002, que se acompaña a este 
recurso).

b)	Aymara en Santiago de Chile 
	Así es como se ha producido una migración masiva hacia los 
puertos de Arica e Iquique, como también hacia poblados pampinos 
vecinos. Este proceso tiene como consecuencia el uso cada vez menor 
de la lengua aymara, siendo su futuro incierto. 
	Según opiniones de los propios migrantes aymara, las 
principales causas de este proceso han sido la sequía, el conflicto 
religioso, los problemas educacionales, la presión social y la 
búsqueda de nuevas fuentes laborales.
	La población actual distribuida en el ámbito nacional 
totaliza 89.284 personas y se concentra mayoritariamente en la 
Primera Región y en la Región Metropolitana.

c)	La Pachamama o Madre Tierra.
	La tierra es parte fundamental de los pueblos indígenas en 
general. Tal como señala la Ley Indígena, Nº 19.253, en su art 1: 

"Artículo 1º
El Estado reconoce que los indígenas de Chile son los descendientes 
de las agrupaciones humanas que existen en el territorio nacional 
desde tiempos precolombinos, que conservan manifestaciones étnicas y 
culturales propias siendo para ellos LA TIERRA el fundamento 
principal de su existencia y cultura".
	Para los recurrentes, aymara migrantes y urbanos, la 
Pachamama (madre tierra), divinidad aymara, es importantísima en 
nuestras vidas. 
	En el interior de la percepción andina de la realidad, se 
distinguen ciertas dimensiones, la Pachamama es la dimensión de la 
Divinidad Restauradora y Recreadora de la comunidad humana. Los 
aymara, en lo profundo de su espiritualidad, practican la experiencia 
retribuida por medio de la ritualidad, donde las ofrendas son 
expresiones simbólicas de contenido real y representan la intención y 
gratitud de la comunidad. Este es el sentido que tiene la ofrenda de 
la Pachamama. El término Pacha (Tierra), como vocablo de los idiomas 
de los pueblos andinos, como el quechua y el aymara, denota la 
totalidad del tiempo y el espacio universal; expresa y significa la 
totalidad de la existencia de la vida. Y el término Mama, denota y 
significa el sentido de ser Madre. En este sentido, se debe 
comprender la expresión Pachamama como referente a la Madre de toda 
la existencia vital y universal, expresándose por medio de la Tierra. 
Es así como la tierra se convierte en el lugar por excelencia del 
ser, estar y de su acto de dar vida a la Pachamama.
	La Pachamama es matriz, es útero, es fuente de vida de todas 
las especies vivas de la naturaleza. 
	Asimismo, la Pachamama tiene una importancia vital, pues en 
ella moran tanto los seres presentes, como nuestros antepasados y los 
seres futuros. La tierra, el polvo, cada roca, son para nosotros la 
sangre, la carne y los huesos de nuestros antepasados. El grave 
insulto inferido a la Pachamama no sólo e un insulto a nosotros, los 
recurrentes, en tanto seres presentes, sino que es un insulto a 
nuestros antepasados, y a los seres futuros. Es un insulto al pueblo 
aymara. Recurrimos a nombre propio, debido a que el derecho chileno 
no admite al recurso de protección como acción popular, y se resiste 
a la existencia de los derechos colectivos indígenas, pero la 
realidad de nuestra cosmovisión es otra.
Ya Garcilaso de la Vega en "Los comentarios reales de los Incas" 
atribuía a Pachacamac, el eterno, el creador del cielo y la tierra, 
el culto que en el viejo Tucumanao se rendía a Pachamama en las 
apachetas, esos montículos de piedras y otras ofrendas que dejaban 
los viajeros en honor a la divinidad. Garcilazo comentaba: "Los 
pueblos andinos, agrícolas especialmente, por necesidad de vida, 
debieron tener siempre un culto especial por la tierra proficua, por 
la montaña siempre misteriosa y maternal, que vertía sus torrentes en 
los valles y atesoraba sus reservas de agua, de oro, de plata y 
cobre". 
El 1° de agosto, se celebra la corpachada para la Pachamama, ese dar 
hospitalidad, ofrecer. La celebración comienza el día anterior con el 
hilado del hilo zurdo, hilado al revés que le otorga un sentido 
mágico y propiciatorio. Se junta la basura que será quemada al 
amanecer para limpiar la tierra. A medianoche se toma té de ruda y se 
pone el hilo zurdo cruzado en la muñeca derecha y el tobillo 
izquierdo, pasándolo antes por un ajo. 
Durante la mañana se sahuma (ahumar) toda la casa con chacha, copa, 
incienso, hierba buena, romero, alucema o yerba quemada con azúcar 
para purificarla. La gran ceremonia se prepara para el mediodía. Para 
esto anticipadamente se elaboraron comidas para ofrendar a la tierra. 
Se excava un hoyo en algún lugar de la casa ó en el centro del corral 
o sedestapa el del año anterior. Se forma un círculo alrededor y uno 
a no van depositando sus hojas de coca, un poco de ulpada, las 
comidas y los cigarrillos encendidos son clavados en el borde. Entre 
las voces que se multiplican alrededor de la corpachada de ofrenda a 
la Pachamama se escucha: "Pachamama, santa tierra no me comas, 
todavía soy joven y puedo dejar semilla", "Pachamama, devolvéme el 
doble de lo que te doy!", "Pachamama, santa tierra Kusiya, kusiya! 
Vicuña cuay, Amá mi naicho, Kusiya, kuisya!". Antiguo verso quechua-
castellano, que se traduce literalmente: 
"Pachamama, santa tierra ¡Haz que nos vaya bien! Danos vicuñas y no 
nos las mezquines. Danos fortuna y no nos hagas enfermar. ¡Haz que 
nos vaya bien!". Finalmente se tapa el hoyo que encierra tanta 
esperanza y cada uno regresa a su lucha cotidiana, quedándose tan 
sólo un momento a celebrar a la Madre Tierra. 
Según la tradición aymara, durante AGOSTO la Pachamama se encuentra 
con la boca abierta porque tiene hambre, en esta época se prepara la 
tierra para el tiempo de cosecha, y es preciso agradecer a la Madre 
Tierra su prosperidad. 
En la cultura aymara, existen tres formas de realizar estas 
ceremonias, la primera y la más sencilla es la q'uwachada o el 
sahumerio en la que se quema incienso en la braza para la alajpacha 
(mundo galáctico), el viento lo sube y se lo lleva, después se pone a 
la misma braza el copal (mineral), que es para la Pachamama. 
Otra ceremonia es la wajt'a, que consiste en quemar mesas llenas de 
objetos simbólicos, preparadas de acuerdo al pedido que se haga.
	La wilancha es la tercera forma, ésta únicamente se la 
practica cuando se trata de grandes organizaciones o instituciones, 
porque aquí ya se habla de un sacrificio animal. 
Lo cierto es que la celebración y la ofrenda a la Pacha no mantiene 
reglas establecidas, su importancia radica en reactualizar el valor 
de la tierra y la profunda identidad de los pueblos que anclan su 
vida en ella. 
Entre las profundas creencias relacionadas con la Pachamama, deidad 
protectora y dadora de vida, encontramos que durante el mes de 
agosto, hay que hacer una cruz antes de sentarse en el suelo y no 
tomar mucho sol, porque la tierra está abierta, hambrienta y te puede 
llevar. En la montaña, durante todo el año, se hace una cruz antes de 
sentarse, para que la tierra no te coma. 
Cuando no se hizo la ofrenda, la tierra se lo cobra de alguna manera, 
ya que "el agua puede venir despareja cuando se olvidaron de 
hospedarla". 
A los cazadores y mineros abusivos, la Pacha los castiga de variadas 
y tortuosas formas por su inclemencia. Antes de tomar vino u otra 
bebida, hay que darle un trago a la tierra.
Como se puede ver, la Pachamama es parte de nuestra vida mima, es 
parte de nuestra cotidianeidad, no es sólo una creencia, pues venimos 
de ela. Ella es nuestra madre, pero también es parte de nosotros. 
Justo en el mes de AGOSTO, en el mes sagrado de la Pachamama, se nos 
infiere esta injusta herida, un insulto a nuestra madre que nos da la 
vida. Recurrimos a la justicia para limpiar el sagrado nombre de 
nuestra Pachamama y también el nuestro pues para los patrones 
culturales aymara, un insulto a la Pachamama, es un insulto a cada 
uno de los aymara, lo que incluye a los recurrentes. 

2.-	Derecho a la libertad religiosa, derecho al honor y libertad 
de expresión: 
 
	Tanto la erudita literatura jurídica, como la jurisprudencia 
nacional han señalado que los Tratados Internacionales que se 
refieren a los derechos humanos y que han sido ratificados, a razón 
de lo dispuesto en el artículo 5 inciso 2º de nuestra carta 
fundamental, son parte integrante de nuestra Constitución Política, 
y, por tanto, es vinculante (de jerarquía Constitucional). El 
constituyente establece como pilares fundamentales de nuestro 
ordenamiento jurídico, la dignidad de la persona humana y los 
derechos fundamentales que emanan de ella, directriz constitucional 
esencial que se consagra en los artículos 1º, 5º inciso 2º y 19º 
numeral 26 de nuestra Carta Fundamental. En el fondo, el 
constituyente de 1989, para vincular más estrechamente el desarrollo 
de nuestro ordenamiento interno con el Estado y evolución de la 
comunidad jurídica internacional, elevó la jerarquía de los tratados 
internacionales. Con ello, los órganos estatales asumen un rol activo 
no sólo respetando los derechos fundamentales, sino sobretodo, 
promoviéndolos. Y estos derechos -que deben respetar­se y promoverse- 
son todos aquellos garantizados por la Constitución, pero también, 
todos aquellos garantizados por los tratados 
internacionales "ratificados por Chile y que se encuentren vigentes".
	La importancia vital de estos tratados y la razón por la cual 
los invocamos, es que influyen en la hermenéutica constitucional y 
legal por lo que pueden abonar a la argumentación de este recurso.

	En lo que sigue argumentaremos tres puntos: 

i.-	Que la creencia en la Pachamama es manifestación de nuestra 
libertad religiosa o de cultos, amparada por tratados 
internacionales, y por la legislación nacional. 
ii.-	 Que los aymara tenemos derecho al honor, y eso incluye una 
esfera de indemnidad, de agere licere, que abarca nuestra 
religiosidad y nuestras deidades, tal que un insulto a la Pachamama, 
es un insulto en nuestra contra.
iii.-	Que la libertad de expresión no ampara lo realizado por The 
Clinic, por dos sub-argumentos: 
?	Que la libertad de expresión no da derecho a insultar a 
ningún sujeto de derechos.
?	Que el derecho a la libertad de expresión está mucho más 
restringido cuando se trata de indígenas, pues somos sujetos 
vulnerables, y que por lo mismo, recibimos reconocimiento y 
protección especial de las normas jurídicas nacionales e 
internacionales, lo que hace que los insultos y manifestaciones de 
denigrantes a nuestra cultura sean amparadas en nuestro favor con más 
fuerza que las que protegen el honor del ciudadano común.

a)	El Derecho a la libertad de conciencia. 
?	El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos es un 
tratado Internacional de Naciones Unidas fue adoptado y abierto a la 
firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su 
resolución 2200 A (XXI), de 16 de diciembre de 1966. Es Ley de la 
República de Chile, habiendo sido tramitado como lo ordena la 
Constitución y publicado en el Diario Oficial, por lo que se presume 
su conocimiento. 
	"Artículo 18 
1.	Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de 
conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de tener o 
de adoptar la religión o las creencias de su elección, así como la 
libertad de manifestar su religión o sus creencias, individual o 
colectivamente, tanto en público como en privado, mediante el culto, 
la celebración de los ritos, las prácticas y la enseñanza". 

Ya con esta fórmula, debería tenerse por reconocido el culto y la 
religión aymara, y por ende, la creencia y ritos hacia la Pachamama. 
No obstante, por la innegable VULNERABILIDAD DE LOS PUEBLOS 
INDÍGENAS, el mencionado tratado vuelve a tocar el tema en el art. 
27: 

"Artículo 27 
En los Estados en que existan minorías étnicas, religiosas o 
lingüísticas, no se negará a las personas que pertenezcan a dichas 
minorías el derecho que les corresponde, en común con los demás 
miembros de su grupo, a tener su propia vida cultural, a profesar y 
practicar su propia religión y a emplear su propio idioma". 

?	    El Pacto de San José de Costa Rica, también denominado 
Convencion Americana Sobre Derechos Humanos, fue firmado en San José, 
Costa Rica  7 al 22 de noviembre de 1969. También es Ley de la 
República de Chile. Veamos: 

"Artículo 12.  Libertad de Conciencia y  de Religión 
Toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia y de 
religión.  Este derecho implica la libertad de conservar su religión 
o sus creencias, o de cambiar de religión o de creencias, así como la 
libertad de profesar y divulgar su religión o sus creencias, 
individual o colectivamente, tanto en público como en privado". 
?	Por su parte, la Constitución Política de la República en su 
art. 19 Nº 6 establece: 
"6º.- La libertad de conciencia, la manifestación de todas las 
creencias y el ejercicio libre de todos los cultos que no se opongan 
a la moral, a las buenas costumbres o al orden público".

En tanto el culto a la Pachamama, ya narrado, no contiene ninguna 
costumbre o práctica contraria a las buenas costumbres, a la   moral 
o al orden público, sino que todo lo contrario, revela la profundidad 
y altura moral de la religión aymara, entonces nuestras creencias se 
encuentran amparadas por la Constitución. 


?	    Por su parte, la Ley de Cultos, Nº 19.638, que Establece 
normas sobre la constitución jurídica de las iglesias y 
organizaciones religiosas, dispone
"Artículo 1º.- El Estado garantiza Ia libertad religiosa y de culto 
en los términos de Ia Constitución Política de Ia República.
Artículo 2º.- Ninguna persona podrá ser discriminada en virtud de sus 
creencias religiosas, ni tampoco podrán estas invocarse como motivo 
para suprimir, restringir o afectar Ia igualdad consagrada en Ia 
Constitución y la ley. 
        Artículo 6º.- La libertad religiosa y de culto, con Ia 
correspondiente autonomía e inmunidad de coacción (...)"
	Estos artículos son muy importantes, pues la esfera de 
inmunidad de acción implica que nadie puede interferir, impedir o 
prohibir en la práctica del culto a la Pachamama. Lo importante de 
todo esto, es que para nuestra cultura y religión, la Pachamama está 
íntimamente ligada a nuestras vidas. Esta creencia está amparada por 
la Ley, según lo visto hasta ahora. 

?	    Finalmente la Ley Indígena señala que 
"Artículo 7º
El Estado reconoce el derecho de los indígenas a mantener y 
desarrollar sus propias manifestaciones culturales, en todo lo que no 
se oponga a la moral, a las buenas costumbres y al orden público".
Claramente, dentro de nuestras manifestaciones culturales, 
encontramos nuestra religión, creencias, prácticas y ritos, por lo 
que la libertad religiosa se encuentra reconocida por la misma Ley 
Indígena. 

b)	El derecho al honor
?	    Según el Pacto ONU de Derechos Civiles y Políticos: 

"Artículo 17 
1. Nadie será objeto de (...) de ataques ilegales a su honra (...). 
2. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas 
injerencias o esos ataques".

       
?	     Según el Pacto de San José de Costa Rica: 

 "Artículo 11.  Protección de la Honra y de la Dignidad  
 1. Toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al 
reconocimiento de su dignidad. 
 2. Nadie puede ser objeto de (...) ataques ilegales a su honra 
(...). 
Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas 
injerencias o esos ataques.

Para el diccionario de la RAE, la voz honra es "1. f. Estima y 
respeto de la dignidad propia". Esto es muy importante, pues estos 
tratados relacionan y vinculan la honra con la dignidad, abriendo el 
marco interpretativo a criterios más amplios que el meramente 
individual. 

Para la cultura aymara, la honra u honor no es un concepto simple 
como para la sociedad k'ara (no aymara). Para los aymara, el derecho 
al honor "personal" o "individual" también abarca el honor de la 
divinidad, pues ella es parte inescindible de nuestras vidas. En 
términos simples, un insulto  u ofensa a la Pachamama es un insulto a 
cada uno de los aymara. Por lo tanto, dentro de los ataques ilegales 
a la honra de un aymara, debe considerarse los ataques e insultos 
contra sus deidades, entre los que se encuentra la Pachamama. Dejar 
de considerar este aspecto de la cultura aymara, sería desconocer y 
negar esta dimensión de la dignidad andina, que dice relación con su 
relación con el cosmos, con lo divino y con la naturaleza. 

Paralelamente, los tratados mencionados garantizan el acceso a la 
justicia y la eficacia de las acciones judiciales interpuestas (en el 
Nº 2 de ambos artículos). El recurso de protección garantiza este 
acceso amplio para proteger la honra de todos, incluso la de los 
indígenas aymara. Como argumentamos más abajo, esta afrenta a nuestra 
honra no puede repelerse mediante la solicitud de aclaración y 
rectificación de la Ley de Prensa, por lo que este recurso es la 
única manera de lograr que los recurridos corrijan su actuar, y el 
ilícito cometido no quede en la impunidad. 

?	Finalmente, la Constitución asegura a todas las personas: 
"4º.- El respeto y protección a la vida privada y pública y a la 
honra de la persona y de su familia.

La norma constitucional impone el respeto (Del lat. respectus, 
atención, consideración)., que para el Diccionario de la RAE 
significa "1. m. Veneración, acatamiento que se hace a alguien.; 2. 
m. Miramiento, consideración, deferencia". El respeto por nuestra 
cultura pasa  por la consideración, acatamiento, deferencia hacia 
nuestra cultura, patrones culturales, costumbres y prácticas y 
creencias religiosas. 

Este respeto es superior al que favorece al ciudadano común. Como ya 
es sabido, la Ley Indígena consagra expresamente el principio de la 
discriminación positiva respecto de los indígenas, al someterlos a un 
régimen legal más favorable que al resto de la población, en virtud 
del reconocimiento de la sistemática e histórica exclusión y abusos a 
los que hemos sido sometidos desde antaño. Es una Ley de Protección y 
Fomento: "Ley Nº 19.253 que Establece Normas Sobre Protección, 
Fomento y Desarrollo De Los Indígenas, y Crea La Corporación Nacional 
De Desarrollo Indígena".
Así, el artículo 1de la Ley Indígena, Nº 19.253,  dispone que: 
"El Estado reconoce como principales etnias indígenas de Chile a: la 
Mapuche, Aimará, Rapa Nui o Pascuenses, la de las comunidades 
Atacameñas, Quechuas y Collas del norte del país, las comunidades 
Kawashkar o Alacalufe y Yámana o Yagán de los canales australes. El 
Estado valora su existencia por ser parte esencial de las raíces de 
la Nación chilena, así como su integridad y desarrollo, de acuerdo a 
sus costumbres y valores.
Vemos entonces que el reconocimiento y la valoración que la Ley 
Indígena imponen respecto de los indígenas, implica el respeto de 
su "integridad y desarrollo, de acuerdo a sus costumbres y valores". 
Justamente, lo que venimos argumentando es que los valores y 
creencias indígenas hacen que el honor, para nosotros, está compuesto 
también por el honor de la Pachamama, tal que si se la insulta a 
ella, se nos insulta a nosotros. 
El inciso 2º del art. 1º de la Ley Indígena imponen al Estado y a la 
sociedad sobre este punto: 
"Es deber de la sociedad en general y del Estado en particular, a 
través de sus instituciones respetar, proteger y promover el 
desarrollo de los indígenas, sus culturas, familias y comunidades, 
adoptando las medidas adecuadas para tales fines y proteger las 
tierras indígenas, velar por su adecuada explotación, por su 
equilibrio ecológico y propender a su ampliación".
Vale decir, todos los órganos del Estado deben "respetar, proteger y 
promover" nuestra "cultura", lo que incluye nuestra religión, 
creencias y prácticas religiosas, así como la forma particular en que 
concebimos el honor o la honra.  
Este deber se ve reforzado aún más por el art. 7º de la mis a ley: 
	"Art. 7º, inciso 2º
El Estado tiene el deber de promover las culturas indígenas las que 
forman parte del patrimonio de la Nación chilena".
Esta protección especial para los indígenas es reforzada por diversas 
medidas (Fondos de Aguas y Tierras Indígenas, Fondo de Desarrollo 
Productivo Indígena, existencia de la Corporación Nacional de 
Desarrollo Indígena, entre otras). De hecho, respecto de la cultura, 
el Título IV Indígena se denomina  "DE LA CULTURA Y EDUCACION 
INDÍGENA". Su párrafo 1 se llama a su vez 
"DEL RECONOCIMIENTO, RESPETO Y PROTECCION DE LAS CULTURAS INDÍGENAS", 
cuyo art. 28 dispone 

"Artículo 28
El reconocimiento, respeto y protección de las culturas e idiomas 
indígenas contemplará:
(...)
b) El establecimiento en el sistema educativo nacional de una unidad 
programática que posibilite a los educandos acceder a un conocimiento 
adecuado de las culturas e idiomas indígenas y que los capacite para 
valorarlas positivamente;
(...)
f) La promoción de las expresiones artísticas y culturales y la 
protección del patrimonio arquitectónico, arqueológico, cultural e 
histórico indígena.

Por lo tanto, es a este punto innegable que el Estado no sólo 
reconoce nuestra forma de concebir el honor o la honra, y la 
comunicabilidad que esta tiene con la Pachamama.  El Estado tiene 
también el deber de acatar, respetar, amparar esta visión. 
	La protección de la honra pasa por las formas religiosas de 
nuestro pueblo. A nuestro juicio, se comete una vulneración del 
derecho a la protección de nuestra honra, si una parte o dimensión de 
nuestro honor u honra queda fuera de la protección legal. La honra de 
un aymara se ve afectada con el insulto a la Pachamama. Negar este 
recurso, sería dejar en la impunidad en sede constitucional la 
afrenta que se nos infiere. No queremos indemnizaciones, queremos que 
se corrija la afrenta. Eso pasa por que SSI. acepte el petitorio 
final, ya que el derecho a la rectificación y aclaración de la Ley de 
Prensa no es aplicable en la especie. 

c)	El derecho a la libertad de expresión

?	    El Pacto ONU sobre Derechos Civiles y Políticos 
establece: 

"Artículo 19 
(...)
2. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión; este 
derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir 
informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, 
ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por 
cualquier otro procedimiento de su elección. 
3. El ejercicio del derecho previsto en el párrafo 2 de este artículo 
entraña deberes y responsabilidades especiales. Por consiguiente, 
puede estar sujeto a ciertas restricciones, que deberán, sin embargo, 
estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para: 
a) Asegurar el respeto a los derechos o a la reputación de los 
demás"; 

?	A su vez, el Pacto de San José de Costa Rica señala que: 
 "Artículo 13.  Libertad de Pensamiento y de Expresión 
 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de 
expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y 
difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de 
fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o 
artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección. 
 2. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no 
puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades 
ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser 
necesarias para asegurar: 
a)	el respeto a los derechos o a la reputación de los demás,  
(...)"

?	Paralelamente, la Constitución señala que:
"12º.- La libertad de emitir opinión y la de informar, sin censura 
previa, en cualquier forma y por cualquier medio, sin perjuicio de 
responder de los delitos y abusos que se cometan en el ejercicio de 
estas libertades, en conformidad a la ley, la que deberá ser de 
quórum calificado".
?	Finalmente, la Ley de Prensa, Nº 19.733, establece: 
"Artículo 1°.- La libertad de emitir opinión y la de informar, sin 
censura previa, constituyen un derecho fundamental de todas las 
personas. Su ejercicio incluye no ser perseguido ni discriminado a 
causa de las propias opiniones, buscar y recibir informaciones, y 
difundirlas por cualquier medio, sin perjuicio de responder de los 
delitos y abusos que se cometan, en conformidad a la ley".

 Los tratados mencionados, así como la Constitución y la Ley 
coinciden en reconocer el derecho a la libertad de expresión, la que 
tiene un sentido amplio, abarcando la libertad de opinión e 
información, inclusive la de no ser discriminado por sus opiniones. 
También coinciden que la libertad de expresión está protegida contra 
la censura previa. También coinciden en cuanto a que existen 
responsabilidades ulteriores en caso de abusar del este derecho, 
vulnerando otros derechos, como el derecho a la honra. 

No obstante, establecen un elemento adicional: que las limitaciones 
deben ser ulteriores (posteriores), necesarias (principio de 
proporcionalidad), expresas en la ley, y que una de las limitaciones 
es el respeto a los "derechos de los demás". 

El petitorio que  se encuentra más abajo, no acude a ninguna medida 
desproporcionada, pues sólo persigue las disculpas públicas de The 
Clinic. Paralelamente, el que los tratados exijan medidas expresas, 
no atenta contra el petitorio, pues lo expreso aplica contra medidas 
desproporcionadas, mientras que aquí se pide una medida ajustada a 
derecho, y a la razonabilidad. 

No obstante, aún queda el que el derecho a la libertad de expresión 
es muy amplio, y por lo tanto, la burla u ofensa a figuras religiosas 
no estaría contra el estándar de interpretación de la libertad de 
expresión. A nuestro juicio ello se ve conjurado por las mismas 
normas de la ley indígena que ya revisamos. Los indígenas somos 
sujetos protegidos especialmente por la ley. Nuestras culturas y 
creencias están protegidas en un umbral más alto que las del resto de 
los ciudadanos por la alta vulnerabilidad que padecemos por razones 
históricas y estructurales. Por lo tanto, la portada de The Clínic no 
está amparada por el derecho a la libertad de expresión. Por el 
contrario, The Clinic desobedeció y violó la ley por todos conocida: 
"Es deber de la sociedad en general y del Estado en particular, a 
través de sus instituciones respetar, proteger y promover el 
desarrollo de los indígenas, sus culturas, familias y comunidades" 
(inciso 2º del art. 1º de la Ley Indígena)


4-	Conclusiones
	
a)	A nuestro juicio por las rezones expuestas, estos hechos 
constituyen un atentado y violación de nuestro derecho al honor 
b)	Que este derecho está especialmente protegido y reforzado con 
mayor intensidad respecto de los indígenas que respecto de la 
población general, pues la ley reconoce que somos sujetos especiales 
y establece el deber del Estado y de la sociedad de proteger y 
promover nuestras culturas (lo que incluye, obviamente a la religión).
c)	Que los actos narrados son ilegales, pues tanto el derecho 
internacional, manifestado en tratados internacionales ratificados 
por Chile, como la Ley Indígena Nª 19.253, protegen la integridad de 
la cultura de los pueblos indígenas. 
d)	Que también son arbitrarios, pues no existe razón alguna para 
desdeñar e injuriar de tal manera a nuestras divinidades, y a través 
de ellas, a nosotros, en tanto aymara, pueblo indígena que goza de 
reconocimiento legal. 
e)	Que dada la protección especial de que gozamos, el acto que 
motiva este recurso no se encuentra amparado por la libertad de 
expresión. No han cumplido el deber legal de respetar las culturas 
indígenas. Por el contrario, la han denigrado gratuitamente, por 
animosidades políticas que no nos competen. Los recurridos han 
abusado de su derecho de libertad de expresión sin razón alguna, 
contra las creencias de personas que gozan de protección legal 
especial.

5.-	Plazo de interposición. 
	La Excma. Corte Suprema en el autoacordado que regula la 
tramitación del Recurso de Protección dispone el plazo de 15 
días "corridos, contados desde la ejecución del acto o la ocurrencia 
de la omisión....",. Que, en este caso las acciones y omisiones que 
aquí se describen han ocurrido con la publicación de The Clinic del 
día 04 de agosto de 2005, tal como se puede ver en el documento 
original que acompañamos. Por lo mismo, la acción se ha interpuesto 
dentro del plazo establecido.

    6.-	 Inadmisibilidad

	Que este recurso es completa y absolutamente admisible. No 
puede declararse inadmisible por haber un instrumento específico, 
como es el de la Ley de Prensa, toda vez que el derecho a 
Rectificación y Aclaración, sólo se aplica respecto a informaciones 
falsas u ofensivas. En efecto, el artículo 18 de la ley 19.733 
precisa que "la obligación del medio de comunicación social de 
difundir gratuitamente la aclaración o la rectificación regirá aún 
cuando la información que la motiva provenga de una inserción", en 
cuyo caso, "el medio podrá cobrar el costo en que haya incurrido por 
la aclaración o la rectificación a quien haya ordenado la inserción". 
Como señala el diccionario de la RAE, información (Del lat. 
informāre) significa "1. tr. Enterar, dar noticia de algo. U. t. c. 
prnl.; 2. tr. Dicho de una persona o de un organismo: Completar un 
documento con un informe de su competencia". La voz "Pachamámamela" 
es un neologismo vulgar e insultante para nuestro pueblo, nuestra 
cultura y religión,  pero no es una "información". 
	Sobre la materia, la Excma. Corte Suprema sentó 
jurisprudencia en sentencia del 13 de mayo de 1999, en recurso de 
queja presentado por el Ministro de la Corte Suprema, don Servando 
Jordán, respecto del fallo de la Corte de Apelaciones que le había 
denegado el derecho de rectificación o aclaración respecto de un 
editorial publicado por el diario El Mercurio. En la sentencia, el 
máximo tribunal de justicia de la República expresa en su 
considerando octavo, citando doctrina, "el deber de rectificar se 
refiere directamente a los juicios u opiniones si estos juicios u 
opiniones arrancan de hechos falsos". En ese mismo sentido, se afirma 
también que "... (sólo) se pueden rectificar informaciones de hechos.
	Por tanto, de rechazarse este recurso, nuestros intereses, 
derechos y la protección legal que establece la ley quedaría en nada, 
y la ofensa en la impunidad más absoluta. 
	Asimismo, queremos dejar constancia que uno de los miembros 
destacados de las organizaciones aymara de Santiago, don Rodrigo 
Quispe, quien es profesor de lengua aymara, escribió una carta a The 
Clinic, en la cual denunció en su calidad de aymara "su profundo 
malestar por el titular de su último ejemplar (...) Sepa Ud. que las 
deidades ancestrales son sagradas para nosotros los aymara, y 
vulgarizarlas con un afán de broma, y verlo publicado en muchos 
kioskos del país, es una ofensa grave y gratuita para nuestras 
creencias (...) Si Ud. quisiera hacer cualquier acto de desagravio, 
sería muy bien recibido por la gente aymara de que este hecho no fue 
algo intencional, sino sólo un descuido" (Pág. 4 de la edición Nº 159 
de The Clinic). 
	Esta carta fue publicada, pero no hay ningún acto de 
desagravio, como el solicitado por el jilata (hermano) Quispe. Nos 
vemos obligados a recurrir para ante SSI. ya hecho el intento de 
limpiar el nombre de la Pachamama y el nuestro del insulto y la 
ignominia.

    7.-	Petitorio: Restablecimiento del imperio del derecho.
	De acuerdo a las graves consecuencias provocadas por la 
acción ilegal y arbitraria, solicitamos que: 
a).-	Se ordene a The Clinic que pida disculpas públicas por The 
Clinic, en la Portada de la edición más próxima a la  sentencia, de 
manera destacada.  
b).-	Se ordene que haga lo mismo en su página web, de manera 
destacada. 
c).-	Que mediante comunicado público se comprometa que de aquí en 
adelante respetará la integridad cultural de los pueblos indígenas.
 
POR TANTO;
PEDIMOS A US. I. tener por interpuesto Acción Constitucional de 
Protección, acogerla a tramitación y en definitiva, hacer lugar al 
recurso disponiendo las medidas de restablecimiento del derecho 
violado según se solicita en el petitorio. 

PRIMER OTROSÍ: ROGAMOS A US. I. tener por acompañados los  siguientes 
documentos: 
1.-	Ejemplar original de The Clinic del jueves 04 de agosto de 
2005, Año 6, Nº 158.
2.-	Ejemplar original de The Clinic del jueves 18 de agosto de 
2005, Año 6, Nº 159, en cuya página 4 puede leerse la carta del 
jilata Rodrigo Quispe pidiendo un desagravio a la Pachamama, y que en 
ninguna parte de esta edición, la inmediatamente ss. a la del 
insulto, su solicitud fue acogida.
3.-	Cuadro resumen Censo Indígena 2002.
http://www.origenes.cl/images/descargas/columnas/fichacenso.pdf 
4.-	Lista de apellidos aymara, para cotejarlos con los de los 
recurrentes, disponible en: 
http://www.aymara.org/biblio/apellidos.php . Esto, para efectos de 
acreditar la calidad de indígena de acuerdo a lo establecido en el 
art. 2 de la Ley indígena: 
"Se considerarán indígenas para los efectos de esta ley, las personas 
de nacionalidad chilena que se encuentren en los siguientes casos:
b) Los descendientes de las etnias indígenas que habitan el 
territorio nacional, siempre que posean a lo menos un apellido 
indígena; Un apellido no Indígena será considerado indígena, para los 
efectos de esta ley, si se acredita su procedencia indígena por 3 
generaciones"
 POR TANTO;
PEDIMOS A US. I. Tenerlos por acompañados

SEGUNDO OTROSÍ: Solicito a US. I. oficiar a: 
1.-	 Al Colegio de Periodistas, para que se establezca si alguno 
de sus asociados fue autor o participó de estas ofensas, y lo 
sancione de acuerdo a su Código Ético.
POR TANTO;
PEDIMOS A US. I. solicitar el oficios mencionado.













------------------------ Yahoo! Groups Sponsor --------------------~--> 
<font face=arial size=-1><a href="http://us.ard.yahoo.com/SIG=12hdp0mos/M=362329.6886307.7839373.3022212/D=groups/S=1705014184:TM/Y=YAHOO/EXP=1124519544/A=2894324/R=0/SIG=11hia266k/*http://www.youthnoise.com/page.php?page_id=1998";>1.2 million kids a year are victims of human trafficking. Stop slavery</a>.</font>
--------------------------------------------------------------------~-> 

_____________________________________________

Lista de discusión Aymara 
http://aymara.org/lista/aymaralist.php
_____________________________________________ 
Yahoo! Groups Links

<*> To visit your group on the web, go to:
    http://groups.yahoo.com/group/aymaralist/

<*> To unsubscribe from this group, send an email to:
    aymaralist-unsubscribe@xxxxxxxxxxxxxxx

<*> Your use of Yahoo! Groups is subject to:
    http://docs.yahoo.com/info/terms/